jump to navigation

Ley de Personal de las Policias de la Provincia de Buenos Aires abril 10, 2008

Posted by policiaonline in Leyes Policiales Argentinas.
Tags: , ,
trackback

PROVINCIA DE BUENOS AIRES
LEY 13.201
PERSONAL DE LAS POLICIAS DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES
LA PLATA, 27 de Mayo de 2004
BOLETIN OFICIAL, 05 de Julio de 2004

Anexos de la Norma
A ANEXO I SUMARIO
POLICIA PROVINCIAL-PERSONAL POLICIAL
TEMA
POLICIA PROVINCIAL-PERSONAL POLICIAL-ESTADO POLICIAL
* El Senado y Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires, sancionan con fuerza de
LEY:
GENERALIDADES
CANTIDAD DE ARTICULOS QUE COMPONEN LA NORMA: 78
CAPITULO I
ÁMBITO DE APLICACIÓN
(artículos 1 al 3)
Artículo 1º.- La presente Ley será de aplicación para el personal de las Policías de la Provincia de
Buenos Aires, el cual tendrá estado policial.
Artículo 2º.- El personal con estado policial es aquél que desempeña de modo habitual y
permanente las competencias previstas en la Ley 12.155 de organización de las policías de la
Provincia de Buenos Aires.
Ref. Normativas: Ley 12.155 de Buenos Aires
Artículo 3º.- El estado policial comprende el desempeño efectivo y excluyente de las tareas
de prevención, investigación, disuasión y/o uso efectivo de la fuerza. Su ejercicio implica
el conjunto de derechos, deberes y prohibiciones que de acuerdo con esta Ley tiene el personal
aludido en el artículo 2º, y comprende exclusivamente a éste, quien lo conserva después de cesar
en el servicio activo, excepto que el cese se produzca por baja.
2
CAPITULO II
INGRESO
(artículos 4 al 7)
Artículo 4º.- El ingreso al primer grado del escalafón en cada una de las policías comprendidas en
la presente Ley deberá producirse por:
a) Egreso de los institutos oficiales de formación policial de la Provincia de Buenos Aires.
b) Egreso de las universidades o institutos de enseñanza superior, nacionales, provinciales o
privados oficialmente reconocidos por autoridad competente y previa aprobación de las
actividades de formación y exámenes que al efecto deberán rendir los aspirantes ante la autoridad
de aplicación, la que fijará los cupos para cada año y organizará la forma de las pruebas de
aptitud, determinará su contenido y designará a los evaluadores.
Artículo 5º.- Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo anterior, también se podrá ingresar en
forma directa en los grados intermedios del escalafón de cada una de las Policías de la Provincia
de Buenos Aires, siempre que se acrediten antecedentes destacados para ello y se demuestre
poseer un relevante nivel de excelencia en los conocimientos específicos que hacen a la carrera
policial a la que se aspira a acceder.
En forma previa al ingreso se deberá aprobar un examen de aptitud en la forma y con los
requisitos que establezca la reglamentación.
Artículo 6º.- Son requisitos para el ingreso:
a) Ser argentino nativo, naturalizado o por opción.
b) Ser mayor de 18 años.
c) Poseer condiciones intachables de moralidad y buenas costumbres.
d) Contar con el ciclo polimodal completo, de formación media o equivalente, aprobado y
con las exigencias de capacitación y nivel académico específicos que demande la respectiva
reglamentación para cada una de las policías, especialidades o
funciones a desempeñar.
e) Responder a las aptitudes psicofísicas que requiera el Ministerio de Seguridad.
f) Suscribir, en el caso de los egresados del Instituto de Formación Policial Juan Vucetich o de
los institutos descentralizados de formación de las policías de la Provincia de Buenos Aires, el
compromiso de prestar servicios en la institución por un período de tres (3) años.
Artículo 7º.- No podrán ingresar:
a) Quienes hubiesen sido exonerados o declarados cesantes de la Administración Pública
nacional, provincial o municipal.
b) Quienes tengan proceso penal pendiente o hayan sido condenados en causa penal a pena
privativa de la libertad por delito doloso. Asimismo aquellos que se encuentren en las
condiciones previstas en el párrafo anterior por delito culposo que, por las circunstancias del
hecho, gravedad de la causa, negligencia en que hubieren incurrido o reincidencia, sean
3
conceptuados por la autoridad de aplicación como antecedentes inhibientes o desfavorables para
el ingreso.
c) El fallido o concursado civilmente, mientras no obtenga la rehabilitación judicial.
d) El que esté inhabilitado para ingresar a la Administración Pública.
CAPITULO III
REINGRESO
(artículos 8 al 8)
Artículo 8º.- El personal que hubiere obtenido su baja voluntaria podrá reingresar a la institución
en las condiciones que determine la reglamentación.
CAPITULO IV
ESTABILIDAD
(artículos 9 al 10)
Artículo 9º.- El personal adquirirá estabilidad en el empleo transcurridos doce (12) meses
de efectiva prestación de servicios y una vez que hubiere aprobado las evaluaciones de
rendimiento y aptitud que determine el Ministerio de Seguridad.
La estabilidad en el empleo no comprenderá a la estabilidad en el cargo o función, ni dará
derecho a continuar gozando de los suplementos especiales inherentes a esta última.
Artículo 10.- La estabilidad en el empleo, luego de adquirida en la forma prevista en el artículo
anterior, se perderá por cesantía o exoneración, previo sumario administrativo, o condena penal
que importe la privación de libertad o la inhabilitación para ejercer el cargo, o cuando se hubiere
dispuesto la baja del agente o su retiro obligatorio por alguna de las causales previstas en esta
Ley.
CAPITULO V
DERECHOS, DEBERES Y PROHIBICIONES
(artículos 11 al 13)
Artículo 11.- El personal gozará de los siguientes derechos:
a) Al grado y al uso de los atributos inherentes a él.
b) A la estabilidad en el empleo una vez cumplidos los plazos y requisitos legales, no pudiendo
ser privado de ellos sino por las causas y los procedimientos establecidos por esta Ley.
c) Al desarrollo de la carrera en igualdad de oportunidades.
d) A ejercer una función acorde con su jerarquía.
e) A portar armas provistas por la institución durante el servicio y fuera de aquél, cuando así lo
juzgue necesario y previa autorización del superior.
4
f) A la percepción del haber mensual, compensaciones e indemnizaciones vigentes, o que se
determinen para cada grado, cargo o función, en las condiciones que determine la presente Ley y
su reglamentación.
g) A la asistencia médica y a la provisión de los medicamentos necesarios, hasta la total curación
de las lesiones o enfermedades adquiridas como consecuencia del servicio.
h) A la presentación de recursos administrativos o judiciales en defensa de sus derechos.
i) A la asistencia psicológica permanente y gratuita, no solo para el personal sino también para el
grupo familiar por la afección que le pudiere haber ocasionado el servicio público de policía.
j) A la provisión de vestimenta, equipamiento y útiles de trabajo.
k) A la capacitación permanente.
l) A requerir que se adopten las medidas de higiene y seguridad laboral que protejan al trabajador
de los riesgos propios de cada tarea.
m) A que la Provincia se haga cargo del pago de las condenas judiciales cuando el agente hubiere
sido demandado civilmente por daños y perjuicios causados como consecuencia de actos de
servicio, siempre que resultare administrativa y penalmente exento de sanción.
n) A percibir, por única vez, una indemnización equivalente a treinta (30) sueldos del máximo
grado del escalafón de las policías de la Provincia de Buenos Aires, en los casos de fallecimiento
o incapacidad total y permanente ocasionada en ejercicio de la función de policía . La percepción
de este beneficio será incompatible con cualquier otra indemnización, subsidio o beneficio
similar que se otorgue a los agentes por la misma causa considerada para su otorgamiento.
Nota de redacción. Ver: Decreto 1.207/04 de Buenos Aires Art.1 Inciso n)expresión
suprimida.(B.O. 5-07-2004)
Artículo 12.- El personal tendrá los siguientes deberes:
a) Desempeñar su función de acuerdo con las Leyes y reglamentaciones vigentes.
b) Desempeñar los cargos y las comisiones de servicio ordenadas por autoridad competente con
arreglo a las instrucciones recibidas.
c) Guardar secreto, aún después del retiro, de todo asunto que se relacione con el servicio, que
por su naturaleza o en virtud de disposiciones especiales impongan esa conducta, salvo
requerimiento judicial.
d) Cumplir con el régimen disciplinario previsto en la presente Ley y su reglamentación,
cualesquiera fuere su situación de revista.
e) Presentar y actualizar anualmente la declaración jurada de sus bienes y las modificaciones que
se produzcan en su situación patrimonial y en la de su cónyuge.
f) Usar el uniforme, las insignias y los atributos de su grado, de acuerdo con las disposiciones
reglamentarias.
g) Portar el arma reglamentaria y los demás elementos provistos por la institución durante el
cumplimiento del servicio, excepto cuando por razones especiales sea relevado de este deber.
h) Intervenir para evitar la comisión de delitos y detener a sus autores, siempre que se encuentre
en servicio. Si voluntariamente interviniere encontrándose fuera de servicio, los actos que realice
5
para cumplir el cometido indicado en este inciso y sus consecuencias, serán considerados a todos
los efectos como actos de servicio.
i) Cuidar y mantener en buen estado de uso y aprovechamiento los bienes provistos para el
desempeño de la misión policial.
j) Declarar y mantener actualizado su domicilio ante la dependencia donde presta servicios, el
que subsistirá para todos los efectos legales mientras no se denuncie otro nuevo.
k) Someterse a la realización de estudios psicológicos toda vez que sea requerido.
l) Asistir a las actividades de actualización, capacitación y adiestramiento que establezca el
Ministerio de Seguridad.
m) Conocer los preceptos establecidos en el Código de Conducta Ética para los Funcionarios
Encargados de hacer cumplir la Ley, aprobado por la resolución 34/169 de la Organización de
las Naciones Unidas, cuyo texto se agrega como Anexo 1 y forma parte integrante de la presente
Ley, como así también toda otra norma que de similar o superior jerarquía se dicte sobre la
materia. Los textos completos de estos instrumentos deberán estar disponibles en to das las
dependencias policiales. Los superiores jerárquicos constatarán el conocimiento por parte de los
funcionarios policiales a su cargo.
Artículo 13.- El personal tendrá las siguientes prohibiciones:
a) Arrogarse atribuciones que no le correspondan de conformidad a la normativa
vigente.
b) Ser, directa o indirectamente, proveedor o contratista habitual u ocasional de la Administración
Pública provincial o dependiente, asociado o representante de alguno de ellos.
c) Patrocinar trámites y gestiones administrativas o judiciales referentes a asuntos de terceros que
se encuentren o no oficialmente a su cargo, vinculados con la institución.
d) Desempeñar otros cargos, funciones o empleos en la Administración Pública nacional,
provincial o municipal, excepto el ejercicio de la docencia en la forma que lo establezca la
reglamentación.
e) Desempeñar tareas ajenas a la institución sin previa autorización superior, en la forma y
condiciones que determine la reglamentación.
CAPITULO VI
SITUACIÓN DE REVISTA
(artículos 14 al 21)
Artículo 14.- El personal podrá revistar en alguna de las siguientes situaciones:
Servicio activo.
Disponibilidad.
Desafectación del servicio.
Inactividad.
Actividad Limitada.
Retiro.
6
Modificado por: Ley 13.369 de Buenos Aires Art.2 Artículo sustituido (B.O. 16-09-2005)
Artículo 15.- Revistará en servicio activo el personal que ejerza las tareas propias de su cargo, o
se desempeñe en comisión en otro organismo cuando así lo autorice la reglamentación.
Artículo 16.- Revistará en disponibilidad el personal que permanezca en espera de destino o
padezca enfermedad o lesiones como consecuencia de actos del servicio.
Artículo 17.- La desafectación del servicio será dispuesta:
Para el personal al que se le hubiere dictado prisión preventiva imputado de delito no
excarcelable.
Para el personal sometido a sumario por hechos que pudieren derivar en sanción expulsiva o
cuando su permanencia en el servicio activo verosímilmente pudiere aparejar perjuicio para la
institución.
Artículo 18.- Mientras dure la desafectación del servicio, que en caso de sumario administrativo
no podrá ser superior a sesenta (60) días, el agente no podrá portar el arma provista por la
institución ni hacer uso de otros bienes de ésta.
Excepcionalmente y por única vez, cuando las circunstancias del caso debidamente fundadas lo
requieran, la desafectación se podrá prorrogar por sesenta (60) días más.
Artículo 19.- El personal en situación de disponibilidad continuará percibiendo la remuneración
correspondiente a su grado durante el lapso que fije la reglamentación.
Artículo 20.- Revistará en inactividad el personal que se encuentre en uso de licencia sin goce de
haberes, cualquiera fuere su causa. La reglamentación determinará el lapso máximo de este tipo
de licencia. Agotada la licencia que tuviere por motivo las enfermedades o lesiones ajenas al
servicio que demanden largo tratamiento, la autoridad de aplicación podrá declararlo en
disponibilidad, en mérito a la situación particular del agente.
Artículo 20 bis.- El personal incapacitado, total o parcialmente en forma permanente en ejercicio
de las funciones de la Policía de Seguridad, podrá permanecer en la institución en situación de
actividad limitada hasta el momento de cumplir con todos los recaudos para obtener su retiro.
Tendrán los mismos derechos y obligaciones que el personal en actividad con excepción de
aquellas que sean improcedentes en virtud de su incapacidad, quedando eximido de los deberes
previstos en los apartados f), g) y h) del artículo 12 de la presente ley.
Dicho personal tendrá derecho al uso de uniforme, insignia y atributos.
La situación de actividad limitada no obstara a la percepción de indemnizaciones, suplementos
y/o subsidios que con motivo de la incapacidad sufrida correspondan.
Modificado por: Ley 13.369 de Buenos Aires Art.3
Artículo incorporado (B.O. 16-09-2005)
7
Artículo 21.- Revistará en situación de retiro el personal que voluntariamente hubiere obtenido
jubilación o retiro y el que hubiere sido compelido a hacerlo en los supuestos expresamente
previstos en esta Ley.
CAPITULO VII
CARRERAS
(artículos 22 al 24)
Artículo 22.- Sobre la base de los principios de capacitación permanente, aptitud para el grado a
cubrir y evaluación previa a cada ascenso, el personal podrá desarrollar su actividad profesional
en alguna de las siguientes carreras:
Carrera de Policía de Seguridad;
Carrera de Policía de Investigaciones;
Carrera de Policía Científica;
Carrera de Policía de Seguridad Vial.
Sin perjuicio de lo expuesto precedentemente el personal que reviste en una policía podrá
ingresar a otra, siempre que reúna los requisitos exigidos para ello y cumpla con las condiciones
de aptitud y evaluación ya mencionadas.
Artículo 23.- Las carreras en cada una de las policías podrán comprender una o más
especialidades de acuerdo con lo que determine la reglamentación.
Artículo 24.- El personal policial no podrá desempeñarse simultáneamente en más de una carrera,
sin perjuicio de la posibilidad de pasar a revistar en otra policía tal como se prevé en el artículo
22.
CAPITULO VIII
CARGOS
(artículos 25 al 27)
Artículo 25.- La reglamentación determinará los cargos que compondrán la estructura
orgánica de cada una de las policías de la Provincia de Buenos Aires.
A cada cargo corresponderá una función concreta y determinada y su conjunto constituirá
la actividad propia de cada policía.
Artículo 26.- La asignación de cada cargo será dispuesta por la autoridad de aplicación.
Artículo 27.- La reglamentación determinará el grado o grados requeridos para el desempeño
de cada cargo.
8
CAPITULO IX
GRADOS
(artículos 28 al 29)
Artículo 28.- El escalafón estará compuesto por nueve grados. La reglamentación determinará
las denominaciones que correspondan para cada grado en cada una de las Policías de la Provincia
de Buenos Aires, como así también el grado máximo y mínimo que podrá ocuparse en cada una
de ellas, en orden al siguiente marco de organización:
Oficiales de Dirección: Grados 9 y 8;
Oficiales de Conducción: Grados 7 y 6;
Oficiales de Supervisión y Policiales: Grados 5; 4; 3; 2 y 1.
Artículo 29.- Lo establecido en el artículo anterior será tenido en cuenta en la reglamentación
para determinar los grados mínimos para acceder a cada cargo.
CAPITULO X
NIVELES
(artículos 30 al 30)
Artículo 30.- Cada grado estará comprendido por los niveles que determine la reglamentación.
Los distintos niveles estarán conformados por las especialidades adquiridas, los conocimientos
alcanzados, el desarrollo de las aptitudes y la eficiencia acreditada en el desempeño de la función
que, en su conjunto y a los efectos de esta Ley, se denominarán competencias.
El acceso a los distintos niveles se obtendrá mediante la acreditación de las competencias
requeridas para cada uno de ellos.
CAPITULO XI
SUPERIORIDAD
(artículos 31 al 35)
Artículo 31.- Superioridad es la situación que tiene un policía respecto de otro y que determina,
respectivamente, la atribución de ordenar y el deber de obedecer las órdenes legales que se le
impartan.
Artículo 32.- La superioridad puede estar determinada por la misión, el cargo o la jerarquía.
Artículo 33.- La superioridad por misión es la que tiene un policía respecto de otro, con
prescindencia de sus cargos y grados, en función de una misión concreta y determinada en la que
el superior les asignó sus respectivas responsabilidad es y atribuciones de mando.
9
La atribución de mando a un policía de inferior jerarquía y cargo respecto de los demás
integrantes de la misión, sin que mediaren razones de servicio que así lo justifiquen, será
considerada falta grave.
Artículo 34.- La superioridad por cargo es la que se deriva del lugar que ocupa cada uno dentro
de la estructura orgánica, con prescindencia de las jerarquías.
Artículo 35.- La superioridad por jerarquía es la que deriva del hecho de poseer un grado más
elevado.
CAPITULO XII
PROMOCIONES
(artículos 36 al 39)
Artículo 36.- La promoción a un grado superior dentro de la carrera estará condicionada a los
siguientes requisitos:
a) Disponibilidad de vacantes en el grado al que se aspira.
b) Acreditación de los conocimientos y aptitudes requeridos para el desempeño de los cargos
correspondiente s al grado a cubrir.
c) Haber aprobado los cursos que determine la reglamentación o las disposiciones
complementarias.
d) Tener el mínimo de calificación requerido.
e) Informe favorable de un comité de evaluación.
Aunque no concurriesen los requisitos exigidos por este Capítulo, el personal que se distinguiese
por acto extraordinario de servicio debidamente acreeditado, podrá ser ascendido al grado
inmediato superior. Estos ascensos no relevarán del cumplimiento de los cursos de capacitación
obligatorios pertinentes. Podrán también concederse “post morten”. La reglamentación
determinará los alcances y condiciones para la aplicación de este artículo.
Modificado por: Ley 13.369 de Buenos Aires Art.1 Ultimo párrafo incorporado (B.O. 16-09-
2005)
Artículo 37.- La prioridad para el ascenso entre dos o más aspirantes a un mismo grado superior,
estará dada por los parámetros que se indican a continuación y en el siguiente orden:
a) Mayor puntaje por acreditación de los conocimientos exigidos para el desempeño de las
funciones que correspondan al grado a cubrir.
b) Mayor puntaje en la prueba de evaluación.
c) Mayor antigüedad en el grado.
Artículo 38.- En los casos de incorporación de acuerdo a lo previsto en el artículo 5 de la presente
Ley a los grados 7 o superiores será requisito poseer título universitario oficialmente reconocido
por autoridad competente acorde con las funciones a desempeñar.
10
En los casos de promoción a los grados 7 o superiores será requisito poseer título universitario o
terciario oficialmente reconocido por autoridad competente acorde con las funciones a
desempeñar.
Artículo 39.- En ningún caso se requerirá la permanencia de un tiempo mínimo en el grado
para poder ascender a un grado superior, ni se exigirá poseer el grado inmediato inferior del cargo
a cubrir.
CAPITULO XIII
FORMACIÓN, EVALUACIÓN Y CALIFICACIÓN
(artículos 40 al 43)
Artículo 40.- La autoridad de aplicación promoverá el desarrollo de personal calificado y
habilitado para efectuar tareas de prevención, investigación y acción frente a hechos delictivos,
mediante la ejecución de planes de capacitación permanente, garantizando la aplicación
igualitaria en todo el ámbito de la provincia.
Artículo 41.- La formación y capacitación tenderán a la profesionalización del desempeño
del personal policial, de acuerdo con la función específica que le toque desempeñar.
El cumplimiento de los planes de capacitación y la participación en los cursos que al efecto
se dicten tendrán carácter obligatorio y su aprobación será requisito imprescindible para el
ingreso, ascenso o promoción en la carrera policial. La inasistencia a los cursos o las faltas
reiteradas, serán consideradas como abandono del servicio y se juzgarán con arreglo al respectivo
régimen disciplinario establecido por la presente Ley y su reglamentación.
Artículo 42.- Para todos los grados y niveles la capacitación deberá incluir el desarrollo
permanente de las competencias propias del quehacer policial, siendo su aprobación requisito
ineludible para el desempeño en las funciones que correspondan.
Artículo 43.- La autoridad de aplicación evaluará y calificará al personal como mínimo una vez
por año. La reglamentación determinará los procedimientos de evaluación y calificación.
CAPITULO XIV
LICENCIAS Y PERMISOS
(artículos 44 al 44)
Artículo 44.- El personal gozará de licencia anual ordinaria y de las siguientes licencias de
carácter extraordinario:
a) Matrimonio.
b) Enfermedad.
c) Lesión en acto de servicio.
11
d) Maternidad.
e) Fallecimiento de cónyuge, padres o hijos.
f) Nacimiento o adopción.
g) Asistencia a familiares enfermos.
h) Exámenes.
i) Donación de Órganos
j) Razones particulares.
La reglamentación determinará los períodos y requisitos para cada tipo de licencia, la autoridad
facultada a concederla, las limitaciones o prohibiciones que pesarán sobre el agente durante el
tiempo de la licencia extraordinaria, y el lapso durante el cual -en cada tipo de licencia- se podrán
percibir haberes y suplementos.
Del mismo modo la reglamentación determinará todo lo concerniente a permisos, horario de
trabajo y justificación de inasistencias.
CAPITULO XV
RETRIBUCIONES, COMPENSACIONES E INDEMNIZACIONES
(artículos 45 al 50)
Artículo 45.- La remuneración deberá compensar la responsabilidad inherente al grado, al
desempeño del cargo, la mayor atribución de competencias y el rendimiento efectivo en la tarea
asignada, para lo cual la reglamentación podrá establecer un segmento de remuneración fija y
otro variable.
Artículo 46.- La remuneración del personal comprenderá los siguientes conceptos:
a) Sueldo: el que se determine para cada grado.
b) Suplemento por cargo: es un adicional no permanente que retribuye el efectivo desempeño de
determinado cargo con relación al nivel de responsabilidad o complejidad.
c) Suplemento por desempeño destacado: es un adicional no permanente mediante el cual se
premia el mérito en actos de servicio excepcionales.
d) Suplemento por nivel: es un adicional que se otorga cumplidos los requisitos para acceder a
cada nivel dentro del mismo grado.
e) Suplemento por antigüedad: éste habrá de computarse conforme a los montos que para ella se
fijen.
Artículo 47.- Los alumnos de los institutos oficiales de formación policial de la Provincia de
Buenos Aires, percibirán un monto mensual en concepto de beca.
Artículo 48.- El personal tendrá derecho a ser compensado como consecuencia de los gastos en
que incurra por órdenes de servicio y que no estén contemplados en los rubros retributivos.
12
Artículo 49.- El Poder Ejecutivo determinará el monto de los sueldos, suplementos, viáticos,
becas, horas extraordinarias y compensaciones. Asimismo fijará la retribución que recibirán las
Policías de la Provincia de Buenos Aires por los servicios especiales que presten a terceros,
conforme lo autorice la reglamentación, y el modo y porcentaje en que dicha retribución será
distribuida entre la institución y el personal que preste los aludidos servicios.
Artículo 50.- El Poder Ejecutivo adecuará la instrumentación al régimen de la Ley 24.557 del
personal comprendido en la presente.
Ref. Normativas: Ley 24.557
CAPITULO XVI
RÉGIMEN DISCIPLINARIO
(artículos 51 al 54)
Artículo 51.- El personal policial quedará sometido al régimen disciplinario establecido por esta
Ley y su reglamentación, sin perjuicio de las penas que le pudieren corresponder si el hecho
constituyere delito o de las indemnizaciones que debiere sufragar por los perjuicios causados al
Estado o a terceros.
Artículo 52.- Por las faltas cometidas, tanto en el servicio como fuera de él, corresponderá la
aplicación de las siguientes sanciones:
a) Apercibimiento.
b) Suspensión sin goce de haberes.
c) Cesantía.
d) Exoneración.
Artículo 53.- El Poder Ejecutivo determinará las conductas que constituyen falta grave, leve o
simple y las sanciones que para cada una de ellas corresponda, así como las atenuantes y
agravantes. A esos fines como falta simple serán considerados los hechos que infrinjan normas
vinculados al aseo personal, al orden, indumentaria, conservación de materiales de trabajo,
corrección en el trato con el público. Faltas leves las vinculadas con las normas que determinen
faltas de puntualidad, inasistencias injustificadas, declaraciones públicas estando bajo sumario
sobre los hechos que motivaron el mismo, efectuar reclamos o recursos infundados, utilizar
influencias para definir destinos laborales, falta de respeto a la superioridad. Faltas graves las
inherentes a conductas que involucren al personal en hechos de corrupción, abandono del
servicio, actos que impliquen la violación de derechos humanos, uso abusivo de su status
profesional, incumplimiento de ordenes de servicios.
Las sanciones de suspensión mayor de diez (10) días, la cesantía y la exoneración sólo podrán ser
aplicadas previo sumario administrativo. La reglamentación fijará el procedimiento sumarial y
determinará la autoridad facultada para aplicar cada una de las sanciones previstas en el artículo
anterior. La cesantía y la exoneración sólo podrán ser dispuestas por el Poder Ejecutivo.
13
El apercibimiento y la suspensión serán recurribles ante la autoridad que determine la
reglamentación, la que fijará asimismo el plazo para interponer el recurso y su procedimiento. La
cesantía y la exoneración solo serán susceptibles de impugnación por acción judicial, previo
agotamiento de la vía administrativa. La aplicación de sanciones implicará la pérdida de puntaje,
a los efectos previstos en el artículo 37, de acuerdo con lo que establezca la reglamentación.
Artículo 54.- El Poder Ejecutivo determinará las formas, plazos y condiciones en que se
extinguirá la potestad disciplinaria, en orden a las siguientes causales:
a) Fallecimiento del imputado.
b) Desvinculación del agente, excepto que la sanción que correspondiera pueda modificar la
causal de cese.
c) Prescripción: Cuando el hecho importare responsabilidad penal y disciplinaria, la prescripción
de la acción se regirá por las disposiciones del Código Penal. Cuando importare responsabilidad
disciplinaria únicamente, la acción prescribirá a los dos (2) años de cometida o conocida la
comisión de la falta.
CAPITULO XVII
RETIRO
(artículos 55 al 58)
Artículo 55.- Podrá disponerse el retiro obligatorio del personal que alcance la edad de sesenta
(60) años, aún cuando no se encuentre en condiciones de obtener el retiro o jubilación.
Se dispondrá el retiro obligatorio del personal que se encontrare en situación de obtener la
jubilación o retiro y no pudiere continuar prestando servicios por razones de salud, física o
psíquica, una vez concluidas las licencias previstas a ese fin.
Podrá disponerse el retiro obligatorio del agente que se encuentre en condiciones de percibir el
máximo del haber jubilatorio previsto para su grado.
Artículo 56.- El retiro voluntario podrá ser solicitado por el personal que reúna la totalidad de los
requisitos previstos en la Ley de jubilaciones y pensiones de las Policías de la Provincia de
Buenos Aires para obtener el retiro o jubilación ordinarios.
Artículo 57.- El retiro será activo hasta que el agente cumpla la edad de setenta (70) años, y
pasará a ser absoluto a partir de ese momento.
El personal en retiro activo podrá ser convocado a prestar servicios en las condiciones y
oportunidades que establezca la reglamentación.
Artículo 58.- El personal en retiro tendrá los deberes y derechos propios del personal en
actividad, y estará sometido al mismo régimen disciplinario, con las limitaciones propias de su
situación que establezca la reglamentación.
14
CAPITULO XVIII
BAJA
(artículos 59 al 62)
Artículo 59.- La baja importa la exclusión definitiva del agente de los cuadros de las Policías de
la Provincia de Buenos Aires, y la consecuente pérdida de su estado policial, sin perjuicio de los
derechos previsionales que le pudieren corresponder. La baja podrá ser voluntaria u obligatoria.
Artículo 60.- La baja voluntaria podrá ser solicitada por razones particulares y sólo impedirá su
otorgamiento alguno de los siguientes hechos:
a) Razones de servicio debidamente fundadas y dispuestas por la autoridad de aplicación, por un
plazo no mayor de tres (3) meses.
b) Encontrarse cumpliendo sanción disciplinaria.
c) Mantener cargas pendientes con la institución.
Artículo 61.- En los casos en que el agente se encontrare con sumario pendiente, la baja por
razones particulares le podrá ser concedida, supeditada a los efectos y resultas del sumario.
Artículo 62.- La baja obligatoria será dispuesta en los siguientes casos:
a) Fallecimiento.
b) Cesantía o exoneración, cualquiera fuese la antigüedad del agente y sin perjuicio de los
derechos previsionales que le correspondan legalmente.
c) Enfermedad o lesión no causadas en actos de servicio, luego de agotadas las licencias para el
tratamiento de la salud, cuando no pudiere acogerse a los beneficios previsionales.
d) Cuando en los exámenes psicofísicos periódicos surgiera una disminución grave de las
aptitudes profesionales y personales que le impidan el normal ejercicio de la función policial que
le compete, y no pudiere ser asignado a otro destino policial ni acogerse a los beneficios
previsionales.
e) Cuando el promedio de las calificaciones durante tres (3) años consecutivos no supere el
puntaje que determine la reglamentación, sin perjuicio de los recaudos a tomar para reconvertir la
situación del agente con la primer calificación insuficiente.
CAPITULO XIX
DISPOSICIONES TRANSITORIAS
(artículos 63 al 78)
Artículo 63.- El personal que al momento de entrar en vigencia esta Ley revistiere en el
agrupamiento comando, o en el agrupamiento Servicios en el escalafón Técnico del Decreto-Ley
9550/80 y su Decreto reglamentario podrá ser incorporado en el nuevo escalafón en la medida
que sus conocimientos y experiencia debidamente acreditados y evaluados así lo justifiquen.
15
La asignación del grado y nivel en el nuevo escalafón dependerá de los conocimientos y
experiencia que demuestre el agente en las evaluaciones que al efecto practicará el Ministerio de
Seguridad.
La decisión relativa a la reubicación será adoptada por el Ministro de Seguridad.
Artículo 64.- El personal que no reúna los requisitos mínimos para ser incorporado al nuevo
escalafón continuará revistando en el actual sin perjuicio del destino que se le asigne, y recibirá la
capacitación necesaria para su reconversión laboral.
Artículo 65.- Si como consecuencia del grado o nivel que se le hubiere asignado en el nuevo
escalafón, un agente percibiere una remuneración inferior a la que se encontraba percibiendo al
momento de su incorporación a aquél, se le abonará la diferencia en concepto de suplemento por
reasignación escalafonaria.
Los posteriores aumentos de remuneración que correspondan al agente por promoción o por
cualquier otra causa en cualquiera de los conceptos que integran su remuneración, serán
tomados del suplemento mencionado hasta la extinción del mismo.
Artículo 66.- El personal que al momento de entrar en vigencia esta Ley, revistiere en el
Agrupamiento de Servicios del Decreto-Ley 9550/80 en el escalafón Profesional, Administrativo
o Servicios Generales podrá ser reubicado en el nuevo escalafón que se crea por la presente en la
medida que cumpla con los requisitos formales de capacitación y sus conocimientos y
experiencia debidamente acreditados y evaluados así lo justifiquen. Aquellos que no sean
reubicados conforme lo expuesto en el párrafo precedente, continuarán rigiéndose por el Decreto-
Ley 9550/80 y su Decreto Reglamentario, hasta tanto una norma específica determine su
reubicación laboral, estatutaria y escalafonaria.
Ref. Normativas: Texto Ordenado Ley 9.550 de Buenos Aires
Artículo 67.- La remuneración de los agentes pertenecientes al nuevo escalafón que se apruebe
como consecuencia de esta Ley, sólo se tendrá en cuenta para la determinación del haber de retiro
o jubilación de los agentes y de pensión de sus derechohabientes, en caso de que al momento del
cese en el servicio activo el agente revistare efectivamente en ese escalafón.
Artículo 68.- Los futuros incrementos que reciban en sus remuneraciones los agentes
encuadrados en el nuevo escalafón que se apruebe como consecuencia de esta Ley, sólo
afectarán la movilidad de los retiros, jubilaciones y pensiones de los agentes que al momento de
cesar en el servicio activo revistaban en ese nuevo escalafón.
Respecto de los agentes que pertenezcan a ese nuevo escalafón, pero que al momento de cesar en
el servicio activo estuvieren percibiendo una retribución mayor a la que corresponda a su cargo
(por aplicación del artículo 64 de la presente Ley), se computará para la determinación del haber
de retiro, jubilación o pensión la que efectivamente percibían a la fecha del cese. En cuanto a la
movilidad del haber de retiro, jubilación o pensión de estos agentes, sólo se operará cuando la
16
remuneración del cargo en el cual revistaban al momento del cese supere la efectivamente
percibida por ellos en esa oportunidad.
Artículo 69.- La movilidad de los haberes de retiro, jubilación o pensión de los agentes que al
momento del cese en el servicio activo revistaren en el escalafón anterior al que se apruebe como
consecuencia de esta Ley, se regirán por los incrementos de las remuneraciones del mismo grado
y agrupamiento pertenecientes a ese mismo escalafón en que ellos revistaban al momento del
cese.
Artículo 70.- La autoridad de aplicación queda autorizada a dictar las normas complementarias,
interpretativas y aclaratorias que sean necesarias a los efectos de resolver las situaciones
particulares que se presenten en todo lo referido a los retiros, jubilaciones y pensiones, como
consecuencia del reencasillamiento del personal, originado por la entrada en vigencia de esta Ley.
Antes de dictar dichas normas deberá requerir la opinión no vinculante del directorio de la Caja
de Jubilaciones y Pensiones de las Policías de la Provincia de Buenos Aires.
Artículo 71.- El requisito del título universitario o terciario para las promociones previstas en el
artículo 38, sólo será exigible una vez transcurridos siete (7) años desde la sanción de la presente
Ley.
Artículo 72.- Cuando se disponga la baja del servicio por la causal prevista en el artículo 62
incisos c) y d), el agente tendrá derecho a percibir una indemnización equivalente a cincuenta
(50) sueldos. El presente artículo dejará de tener vigencia a partir de darse cumplimiento a lo
dispuesto en el artículo 50 de la presente Ley.
Artículo 73.- La presente Ley deberá ser reglamentada en un plazo de noventa (90) días contados
desde su publicación en el Boletín Oficial.
Artículo 74.- La presente Ley será de aplicación para toda nueva policía que se cree en el ámbito
de la Provincia de Buenos Aires, excepto que su marco orgánico dispusiere lo contrario.
Artículo 75.- La reglamentación establecerá alternativas de participación ciudadana con el fin de
contribuir a la transparencia en los procedimientos vinculados al ingreso, desarrollo de carrera y
egreso del personal comprendido en la presente Ley.
Artículo 76.- La presente Ley y su reglamentación entrarán en vigencia a partir de la publicación
de ésta última en el Boletín Oficial.
Artículo 77.- El Decreto-Ley 9550/80 y su reglamentación sólo será de aplicación para el
personal que no resulte reencasillado de acuerdo a los términos de la presente y su respectiva
reglamentación y hasta tanto se produzca su efectivo reencasillamiento en orden a las previsiones
17
de la presente Ley. Al personal que se encuadre en los escalafones que surgen de la presente Ley
y su reglamentación, no le resultará de aplicación ninguna de las previsiones contenidas en el
Decreto-Ley 9550/80 y su reglamentación.
Ref. Normativas: Texto Ordenado Ley 9.550 de Buenos Aires
Artículo 78.- Comuníquese al Poder Ejecutivo
FIRMANTES
Giannettasio-Rodríguez-Mercuri-Isasi
ANEXO A: Código de Conducta para funcionarios encargados de hacer cumplir la Ley, A.G. res.
34/169, anexo, 34 U.N. GAOR Supp. (No. 46) p. 186, ONU Doc. A/34/46 (1979)
Observaciones generales : CANTIDAD DE ARTICULOS QUE COMPONEN EL ANEXO:8
Artículo 1. Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley cumplirán en todo momento los
deberes que les impone la ley, sirviendo a su comunidad y protegiendo a todas las personas
contra actos ilegales, en consonancia con el alto grado de responsabilidad exigido por su
profesión.
Comentario:
a) La expresión “funcionarios encargados de hacer cumplir la ley” incluye a todos los agentes de
la ley, ya sean nombrados o elegidos, que ejercen funciones de policía, especialmente las
facultades de arresto o detención.
b) En los países en que ejercen las funciones de policía autoridades militares, ya sean
uniformadas o no, o fuerzas de seguridad del Estado, se considerará que la definición de
funcionarios encargados de hacer cumplir la ley comprende a los funcionarios de esos servicios.
c) En el servicio a la comunidad se procura incluir especialmente la prestación de servicios de
asistencia a los miembros de la comunidad que, por razones personales, económicas, sociales o
emergencias de otra índole, necesitan ayuda inmediata.
d) Esta disposición obedece al propósito de abarcar no solamente todos los actos violentos, de
depredación y nocivos, sino también toda la gama de prohibiciones previstas en la legislación
penal. Se extiende, además, a la conducta de personas que no pueden incurrir en responsabilidad
penal.
Artículo 2. En el desempeño de sus tareas, los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley
respetarán y protegerán la dignidad humana y mantendrán y defenderán los derechos humanos de
todas las personas.
Comentario:
a) Los derechos humanos de que se trata están determinados y protegidos por el derecho nacional
y el internacional. Entre los instrumentos internacionales pertinentes están la Declaración
18
Universal de Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, la
Declaración sobre la Protección de todas las Personas contra la Tortura y Otros Tratos o Penas
Crueles, Inhumanos o Degradantes, la Declaración de las Naciones Unidas sobre la eliminación
de todas las formas de discriminación racial, la Convención Internacional sobre la Eliminación de
Todas las Formas de Discriminación Racial, la Convención Internacional sobre la Represión y el
Castigo del Crimen de Apartheid, la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de
Genocidio, las Reglas Mínimas para el Tratamiento de los Reclusos y la Convención de Viena
sobre relaciones consulares.
b) En los comentarios de los distintos países sobre esta disposición deben indicarse las
disposiciones regionales o nacionales que determinen y protejan esos derechos.
Artículo 3. Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley podrán usar la fuerza sólo
cuando sea estrictamente necesario y en la medida que lo requiera el desempeño de sus tareas.
Comentario:
a) En esta disposición se subraya que el uso de la fuerza por los funcionarios encargados de hacer
cumplir la ley debe ser excepcional; si bien implica que los funcionarios encargados de hacer
cumplir la ley pueden ser autorizados a usar la fuerza en la medida en que razonablemente sea
necesario, según las circunstancias para la prevención de un delito, para efectuar la detención
legal de delincuentes o de presuntos delincuentes o para ayudar a efectuarla, no podrá usarse la
fuerza en la medida en que exceda estos límites.
b) El derecho nacional restringe ordinariamente el uso de la fuerza por los funcionarios
encargados de hacer cumplir la ley, de conformidad con un principio de proporcionalidad. Debe
entenderse que esos principios nacionales de proporcionalidad han de ser respetados en la
interpretación de esta disposición. En ningún caso debe interpretarse que esta disposición autoriza
el uso de un grado de fuerza desproporcionado al objeto legítimo que se ha de lograr.
c) El uso de armas de fuego se considera una medida externa. Deberá hacerse todo lo posible por
excluir el uso de armas de fuego, especialmente contra niños. En general, no deberán emplearse
armas de fuego excepto cuando un presunto delincuente ofrezca resistencia armada o ponga en
peligro, de algún otro modo la vida de otras personas y no pueda reducirse o detenerse al
presunto delincuente aplicando medidas menos extremas. En todo caso en que se dispare un arma
de fuego, deberá informarse inmediatamente a las autoridades competentes.
Artículo 4. Las cuestiones de carácter confidencial de que tengan conocimiento los funcionarios
encargados de hacer cumplir la ley se mantendrán en secreto, a menos que el cumplimiento del
deber o las necesidades de la justicia exijan estrictamente lo contrario.
Comentario:
Por la naturaleza de sus funciones, los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley obtienen
información que puede referirse a la vida privada de las personas o redundar en perjuicio de los
intereses, especialmente la reputación, de otros. Se tendrá gran cuidado en la protección y el uso
19
de tal información, que sólo debe revelarse en cumplimiento del deber o para atender las
necesidades de la justicia. Toda revelación de tal información con otros fines es totalmente
impropia.
Artículo 5. Ningún funcionario encargado de hacer cumplir la ley podrá infligir, instigar o tolerar
ningún acto de tortura u otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, ni invocar la
orden de un superior o circunstancias especiales, como estado de guerra o amenaza de guerra,
amenaza a la seguridad nacional, inestabilidad política interna, o cualquier otra emergencia
pública, como justificación de la tortura u otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes.
Comentario:
a) Esta prohibición dimana de la Declaración sobre la Protección de Todas las Personas contra la
Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, aprobada por la Asamblea
General, y en la que se estipula que: “Todo acto de esa naturaleza] constituye una ofensa a la
dignidad humana y será condenado como violación de los propósitos de la Carta de las Naciones
Unidas y de los derechos humanos y libertades fundamentales proclamados en la Declaración
Universal de Derechos Humanos y otros instrumentos internacionales de derechos humanos].”
b) En la Declaración se define la tortura de la siguiente manera: “…] se entenderá por tortura todo
acto por el cual el funcionario público, u otra persona a instigación suya, inflija intencionalmente
a una persona penas o sufrimientos graves, ya sean físicos o mentales, con el fin de obtener de
ella o de un tercero información o una confesión, de castigarla por un acto que haya cometido o
se sospeche que haya cometido, o de intimidad a esa persona o a otras. No se considerarán
torturas las penas o sufrimientos que sean consecuencia únicamente de la privación legítima de la
libertad, o sean inherentes o incidentales a ésta, en la medida en que estén en consonancia con las
Reglas Mínimas para el Tratamiento de los Reclusos.”
c) En término “tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes” no ha sido definido por la
Asamblea General, pero deberá interpretarse que extiende la protección más amplia posible
contra todo abuso, sea físico o mental.
Artículo 6. Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley asegurarán la plena protección de
la salud de las personas bajo su custodia y, en particular, tomarán medidas inmediatas para
proporcionar atención médica cuando se precise.
Comentario:
a) La “atención médica”, que se refiere a los servicios que presta cualquier tipo de personal
médico, incluidos los médicos en ejercicio inscriptos en el colegio respectivo y el personal
paramédico, se proporcionará cuando se necesite o solicite.
b) Si bien es probable que el personal médico esté adscrito a los órganos de cumplimiento de la
ley, los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley deben tener en cuenta la opinión de ese
personal cuando recomiende que se dé a la persona en custodia el tratamiento apropiado por
20
medio de personal médico no adscrito a los órganos de cumplimiento de la ley o en consulta con
él.
c) Se entiende que los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley proporcionaran también
atención médica las víctimas de una violación de la ley o de un accidente ocurrido en el curso de
una violación de la ley.
Artículo 7. Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley no cometerán ningún acto de
corrupción. También se opondrán rigurosamente a todos los actos de esa índole y los combatirán.
Comentario:
a) Cualquier acto de corrupción, lo mismo que cualquier otro abuso de autoridad, es incompatible
con la profesión de funcionario encargado de hacer cumplir la ley. Debe aplicarse la ley con todo
rigor a cualquier funcionario encargado de hacerla cumplir que cometa un acto de corrupción, ya
que los gobiernos no pueden pretender hacer cumplir la ley a sus ciudadanos si no pueden, o no
quieren, aplicarla contra sus propios agentes y en sus propios organismos.
b) Si bien la definición de corrupción deberá estar sujeta al derecho nacional, debe entenderse
que abarca tanto la comisión u omisión de un acto por parte del responsable, en el desempeño de
sus funciones o con motivo de estas, en virtud de dádivas, promesas o estímulos, exigidos o
aceptados, como la recepción indebida de estos una vez realizado u omitido el acto.
c) Debe entenderse que la expresión “acto de corrupción” anteriormente mencionada abarca la
tentativa de corrupción.
Artículo 8. Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley respetarán la ley y el presente
Código. También harán cuanto esté a su alcance por impedir toda violación de ellos y por
oponerse rigurosamente a tal violación. Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley que
tengan motivos para creer que se a producido una violación del presente Código informarán de la
cuestión a sus superiores y, si fuere necesario, a cualquier otra autoridad u organismo apropiado
que tenga atribuciones de control o correctivas.
Comentario:
a) El presente Código se aplicará en todos los casos en que se haya incorporado a la legislación o
la práctica nacionales. Si la legislación o la práctica contienen disposiciones más estrictas que las
del presente Código, se aplicarán estas disposiciones más estrictas.
b) El artículo tiene por objeto mantener el equilibrio entre la necesidad de que haya disciplina
interna en el organismo del que dependa principalmente la seguridad pública, por una parte, y la
de hacer frente a las violaciones de los derechos humanos básicos, por otra.
Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley informarán de las violaciones a su superiores
inmediatos y sólo adoptarán otras medidas legítimas sin respetar la escala jerárquica si no se
dispone de otras posibilidades de rectificación o si éstas no son eficaces.
21
Se entiende que no se aplicarán sanciones administrativas ni de otro tipo a los funcionarios
encargados de hacer cumplir la ley por haber informado de que ha ocurrido o va a ocurrir una
violación del presente Código.
c) El término “autoridad u organismo apropiado que tenga atribuciones de control o correctivas”
se refiere a toda autoridad o todo organismo existente con arreglo a la legislación nacional, ya
forme parte del órgano de cumplimiento de la ley o sea independiente de éste, que tenga
facultades estatutarias, consuetudinarias o de otra índole para examinar reclamaciones y
denuncias de violaciones dentro del ámbito del presente Código.
d) En algunos países puede considerarse que los medios de información para las masas cumplen
funciones de control análogas a las descritas en el inciso c supra. En consecuencia, podría estar
justificado que los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, como último recurso y con
arreglo a las leyes y costumbres de su país y a las disposiciones del artículo 4 del presente
Código, señalarán las violaciones a la atención de la opinión pública a través de los medios de
información para las masas.
e) Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley que observen las disposiciones del
presente Código merecen el respecto, el apoyo total y la colaboración de la comunidad y del
organismo de ejecución de la ley en que prestan sus servicios, así como de los demás
funcionarios encargados de hacer cumplir la ley.

Comentarios»

1. gonzalo - febrero 17, 2014

quiero denuciar por una amenaza por una aseguradora aun menor de salta por gonzalo al asegura dora es de buenos aires se llama assurant me amenazaron para compar el seguro suyo poarfavor me ayuda me llamo gonzalo lisi


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: